(+971) 19 86 73
info@canlluc.com
b880d13d2cb2a7a552bdc97c4a726548
f9084f57925909b92e353f78b10092c8
01454f2e96ac5729edceaa46996ee6bc
Mejor precio garantizado

CERODOSBÉ: Sin multitudes y en clave chic: la escapada más exclusiva a Ibiza

“Olvídate del mundanal ruido en un agroturismo de ensueño” Éstas son las palabras que dedica el medio digital Cerodosbé a Can Lluc en el artículo que recoge los lugares más exclusivos y lejos de las multitudes de Ibiza.


 

 

Sin multitudes y en clave chic: la escapada más exclusiva a Ibiza

Ha llegado tu momento; si eres de los que reserva septiembre para las vacaciones, Ibiza es para ti

Contemplar un amanecer lejos de la multitud, darse un baño en una cala solitaria, navegar sin rumbo sobre aguas turquesas, bucear en los sabores autóctnos, dormir la siesta debajo de un árbol en un agroturismo de ensueño y, por qué no, disfrutar de un daiquiri de fresa mientras nos despedimos de nuestro querido astro rey son solo algunos de los planes que nos esperan en esta otra Ibiza que se desvela cuando llega septiembre.

Aún con días de verano por delante, temperaturas idóneas y las puestas de sol más espectaculares, cuando los yates comienzan a desaparecer y las multitudes se marchan empieza uno de los momentos más interesantes para visitar Ibiza.

Sinónimo de fiesta y diversión sin límites de la mano de los DJs más punteros en los espectaculares escenarios de Ushuaïa y , entre otros, la mayor de las islas Pitiusas es todo eso, sí, pero es mucho más.

La isla bonita revive y cambia de piel en septiembre, y gracias a Ibiza Luxury Destination -el más importante sello de calidad y confianza para las empresas dedicadas al turismo de lujo-, nos escapamos a vivir unos días repletos de gastronomía, música y rincones en los que quedarse a vivir.

Dormir en un agroturismo de ensueño

El hotel rural Can Lluc está ubicado en uno de los rincones más mágicos de este universo 100% ibicenco, en pleno corazón de la isla, aislado de multitudes y de ruidos, por lo que otorga una paz y una serenidad difíciles de describir con palabras.

Está rodeado de bosques de pinos, algarrobos y olivos milenarios, además de contar con una extensa plantación de parras, lo que lo sitúa en valle de gran valor ecológico.

En el año 2000 nació el sueño de Tina Soriano y Lucas Prats de crear uno de los agroturismos ibicencos con más magia, y así lo hicieron. En sus instalaciones, que recrean las estructuras de una antigua casa payesa, conviven en armonía la tradición y la modernidad.

Además de las habitaciones iniciales, en 2009 el alojamiento realizó una ampliación con seis villas más amplias y modernas, ideadas para disfrutar del campo y de la privacidad en toda su plenitud.

En ellas, los jardines se llenan de perfumes gracias a los olivos, higueras y algarrobos que se entremezclan con los aromas a jazmín recreando un ambiente idílico para desconectar y relajar la mente. Y durante las puestas de sol, los atardeceres se vuelven mágicos al ritmo del gorjeo de los pájaros.

Una gastronomía ibicenca cuidadosamente seleccionada y preparada con muchísimo mimo, rincones perfectos alrededor de la piscina para descansar y olvidarnos del mundo, espacios comunes en los que entablar interesantes conversaciones y una irresistible carta de masajes y tratamientos para cuerpo y mente, completan la estancia en Can Lluc para convertirla en una experiencia para no olvidar.

 

 

Leave a Reply