(+971) 19 86 73
info@canlluc.com
b880d13d2cb2a7a552bdc97c4a726548
f9084f57925909b92e353f78b10092c8
01454f2e96ac5729edceaa46996ee6bc
Mejor precio garantizado

Una isla, múltiples opciones para explorarla desde Can Lluc

  • Excursiones en scooter, salidas en catamarán o en llaüt, práctica de golf o visita a los mercadillos tradicionales son algunos de los planes más exclusivos que ofrece la isla blanca.
 Can Lluc excursiones
Ibiza, 14 de septiembre de 2018.- Con un valle mediterráneo de gran valor ecológico rodeando su colorido jardín, Can Lluc ofrece un sinfín de posibilidades para disfrutar del entorno. Su simbiosis con la naturaleza permite recorrer la naturaleza ibicenca a pie, en moto o en bici.
Para los amantes de la náutica, este agroturismo se convierte en la mejor ubicación al estar a menos de 15 minutos de cualquier puerto para descubrir la costa de la isla en barca, a remo en llaüt, en kayak, o en catamarán.
Planes para mantenerse activo en una isla despierta todo el año, donde la diversidad cultural convive con una filosofía auténticamente slow life.
Ibiza en scooter, descubre la autenticidad de la isla y cada uno de sus rincones
Ubicado en plena falda de la Atalaya de Sant Rafael, Can Lluc es un buen punto de partida para adentrarse en la Ibiza más auténtica. Algarrobos, pinos e higueras acompañan a lo largo de caminos y carreteras, ofreciendo uno de los mejores paisajes mediterráneos a quien quiera recorrerlos.
Una buena opción para vivir la naturaleza payesa pasa por montarse en una scooter con la que perderse por el Mediterráneo más puro. Una invitación a vivir en primera persona las panorámicas de Sant Josep de Sa Talaia, la bahía de Sant Antoni o la zona protegida de Es Amunts. La empresa Cooltra permite alquilar todo tipo de motos (también eléctricas), incluyendo la opción de contratar un conductor.
Las rutas senderistas o en bici también son una buena vía para perderse por el Mediterráneo más natural. Recorrer los parajes ibicencos que rodean a Can Lluc es toda una experiencia para una inmersión completa en la Ibiza más auténtica.
Para quien no quiera perderse ninguno de los atractivos naturales que rodean a este agroturismo, la fuente de agua natural de Es Broll de Buscastell constituye todo un tesoro de la naturaleza que nutre a las fincas de regadío de la zona.
Una puerta de entrada al Mediterráneo
El hecho de estar situado en pleno centro geográfico de Ibiza también convierte igual de cómodo el desplazamiento hasta sus hermosas playas, calas o puertos. Las playas de Sant Antonio están a menos de 10 km de Can Lluc, y las de Sant Josep apenas a 20, una cercanía que hace imprescindible realizar una excursión para disfrutar al máximo del mar Mediterráneo y su clima.
Una opción es contratar una excursión en los conocidos llaüts (embarcación tradicional de las Islas Baleares) donde poder contemplar los increíbles atardeceres ibicencos en la mejor compañía. Las salidas pueden ser de dos, cuatro o siete horas e incluyen patrón, gasolina, picnic a bordo y vinos de la tierra y cervezas artesanales, toallas y material de snorkel y paddel. Ibiza Calma ofrece la mejor simbiosis de Ibiza en su llaüt Julia, en el que poder adentrarse en acantilados, fondear en calas, descubrir recónditas casas de pescadores o simplemente disfrutar del sol. Las excursiones parten del puerto de Es Nautic en Sant Antoni de Portmani y puede elegirse recorrer las Islas Margalides, el islote de Es Vedrá o los islotes de Poniente. El mínimo son 4 personas y el máximo permitido 9.
Además, también existe la posibilidad de realizar una excursión en catamarán, con un máximo de 10 personas por las famosas calas de Ibiza: Cala Salada, Cala Conta, Cala Valadella, San Vicente o Cala Gracioneta son solo algunos de los rincones más paradisíacos donde la desconexión forma parte de ese momento mágico. Diferentes oasis de agua turquesa y arena fina donde poder realizar desde kayak, a buceo, snorkel o paddel surf. En Rumbo Norte, adaptan cada excursión a las necesidades y gustos de cada perfil, con una variada flota de barcos, lanchas, catamaranes y veleros.
El mejor escenario para practicar el golf
Tanto para expertos como para aficionados, el Campo de Golf Ibiza (Roca Llisa)   (www.golfibiza.com ) permite realizar cursos intensivos (clinics) donde desarrollar las nociones básicas de este deporte. Este campo, de nueve hoyos, es el contexto perfecto para quien solo dispone de unas horas para practicar su swing.
Inaugurado en 1972, su superficie plana y lisa es apta para principiantes y experimentados. Sus greens están protegidos por diferentes especies mediterráneas como pinos y olivos, en un entorno con diferentes desniveles.
Además, Roca Llisa cuenta con diferentes campos de prácticas cubiertos y descubiertos para poder perfeccionar la técnica.
Mercadillos ibicencos, un clásico de Ibiza durante los 365 días del año
Si hay un lugar donde el carácter de Ibiza está más que presente es en los diferentes mercadillos repartidos por toda la isla. La buena conexión entre Can Lluc con el centro de Ibiza, a solo diez minutos en coche, permite conocer de primera mano la artesanía, la moda y la creatividad que impregna todos sus rincones.
Uno de los más conocidos es el Mercadillo de Las Dalias. Ubicado en Sant Carles, abre todos los sábados de 10 a 22 horas con un amplio catálogo de ropa, bisutería, inciensos, artesanía o instrumentos musicales. Diseñadores afincados en Ibiza o locales
El mercadillo de Sant Joan es otro de los imprescindibles, en este caso para degustar el producto más auténtico de la isla. Frutas y hortalizas kilómetro 0 protagonizan cada domingo este pueblo al norte de la isla, donde poder compartir unos momentos con los productores payeses y vivir toda una experiencia gastronómica. Un concepto de mercado más tradicional, donde el producto de la isla convive con las piezas más auténticas del textil ibicenco y la artesanía.
Para los que quieran revivir el carácter payés al 100%, el mercadillo de Buscastell es un buen punto de encuentro en medio de la Ibiza más rural. Pasear por aquí es toda una inmersión en el día a día de payeses auténticos y hippies que acuden a comprar producto local. En este pueblo, que da nombre al mercadillo, se encuentra Can Tixedo, una de las tabernas más famosas de toda la isla.
Pero para conocer y adquirir algo de artesanía local, el punto de encuentro es el mercadillo de Punta Arabí. Su carácter hippie recibe a locales y visitantes todos los miércoles hasta el mes de octubre en la urbanización del mismo nombre. También conocido como Es Canar, este mercadillo comparte con todos los que deciden pasarse por él esa filosofía genuina de la Ibiza hippie de siempre.
Más información:
www.canlluc.com

Leave a Reply